Universidad  

Alfonso IX tras el precedente de haber creado el "Estudio general de Palencia" en 1.215, se propuso una idea más ambiciosa para crear otra de mayor entidad en Salamanca. Las obras se iniciaron en 1.411 por orden del Papa Benedicto XII -"El Papa Luna"- Es por tanto, la más antigua de España y uno de los monumentos más representativos del plateresco español. Alfonso X el Sabio en 1.254, fijó la dotación de catedráticos de la Universidad.

Pincha sobre la foto para verla a tamaño mayor.

En su fachada predominan filigranas y relieves que recuerdan a las labores de los artesanos de la plaza y de ahí lo de plateresco. Sobre dos arcadas de la fachada, esta se divide en tres cuerpos; en el primero aparece un medallón con los Reyes Católicos, una inscripción en griego que reza "Los reyes a la Universidad, y esta a los reyes", en el central. El escudo imperial de Carlos V y en el superior, la figura del Papa con dos cardenales.

Se caracteriza la talla plateresca porque aumentan de tamaño a medida que ganan altura, con el fin de provocar un efecto visual más real. Es popular entre los estudiantes una "rana" tallada en la fachada, que en realidad es un sapo, símbolo del pecado.

 

Tras las puertas de esta antigua universidad,  un zaguán ó vestíbulo y un corto pasillo, ambos de techumbre góticas nos lleva al claustro de dos pisos siendo original sólo el lado occidental, y los otros remodelados en 1.879. Las aulas que se distribuyen en torno a él llevan nombre de algunas personas insignes que pasaron por esta universidad. Destacan también la capilla en donde se encuentra el sepulcro de Fray Luis de León, figurando, en el cuadro central el juramento hecho por el claustro de profesores del ministerio de la Inmaculada Concepción, tras la creación del Estudio General por el rey Alfonso IX en 1.218.

En el piso superior, tras una reja renacentista, se encuentra la espléndida biblioteca que alberga en sus estanterías barrocas importantes manuscritos e incunables del D. XI al XIV y unos 40.000 libros editados entre el S. XVI al XVIII.

El Papa Alejandro IV definió a la Universidad de Salamanca "Una de las cuatro lumbreras del mundo".

Tal vez sea este el monumento que mejor simboliza la inmortalidad de Salamanca y la une más a las letras y las artes habiendo hecho pasar por ella a insignes personalidades tales como Fray Luis de León, Nebrija, Francisco Vitoria, Cervantes, Menéndez Valdés, S. Juan de la Cruz, Miguel de Unamuno, Torrente Ballester.....

Realización y Actualización: Ángel Manzano Mesón
Última actualización 07 de Noviembre del 2000
Copyright 2000