Sierra de Francia

El clima y la morfología de la Sierra, influyen de manera decisiva en su paisaje y en sus gentes, en la economía, costumbres, historia y tradiciones.

El clima se ve influenciado por la mediterraneidad por un lado y por otro por la oceaneidad es decir, con máximas temperatura y mínimas precipitaciones en verano y, por otra parte, vientos y frentes nubosos procedentes del Atlántico.

 Predominan los rebollares, robles y helechales en su vegetación. Los bosques galería acompañan los cursos fluviales con alisos, sauces y fresnos. Pero, a medida que se gana altitud, predomina la vegetación de tipo subalpino.

 El descenso brusco de altitud produce microclimas, como en el caso del Valle de las Batuecas o el Valle de Alagón, protegidos de vientos, con mayor índice de pluviosidad y donde se pueden encontrar variedades propias de latitudes mas sureñas como el alcornoque y el madroño.

Es esta diversidad lo que hace de la sierra un mosaico multicolor, que ofrece al caminante numerosas excusas para el deleite y la observación.

Situada al extremo sur de la provincia de Salamanca, tiene situada a sus espaldas la región extremeña de las Hurdes.

Es la salmantina Sierra de Francia conjugación perfecta de contrastes. Todos y cada uno de los lugares, todos y cada uno de los pueblos que conforman esta serranía tienen un especial atractivo turístico.

Sierra de Francia

Se encuentra el santuario de la Sierra de Francia, a una altitud de 1732 metros, que da el nombre a toda la sierra.

Pena de Francia

Vista desde la Pena

Iglesia Nevada

Accesos después de una nevada

Pincha sobre foto para verla a tamaño mayor.

En la cima se halla el santuario que es un lugar de peregrinación y culto, donde se encuentra la Virgen Morena.

Su situación privilegiada permite panorámicas incomparables de toda la Sierra. En la cumbre, desde la que se puede ver incluso Salamanca a mas de 70 Km. en día que el cielo este despejado, se observan numerosos pueblos de toda la sierra, aunque debido a la altitud, es muy difícil distinguir cual es cual sin ayuda.

Se puede acceder por una carretera con unas vistas extraordinarias, en las que se pueden divisar varios tipos de aves rapaces, cabras montesas, zorros y demás fauna.

La vegetación de la Sierra de Francia, consiste sobre todo en monte bajo, castaños, robles, brezos, retamas y pinos de repoblación.

Posiblemente el nombre de la Sierra de Francia le venga de los repobladores de estas tierras durante los siglos XI y XII, que procedían de Francia.

La imagen de la Virgen, venerada por los visitantes, fue descubierta por Simón Vela en 1434. Desde entonces, la devoción por la Virgen Morena se extendió por toda España, e incluso por América.

Al principio fueron los dominicos quienes se hicieron cargo del santuario, luego se construyo la iglesia, el convento y la hospedería.

Tiempo mas tarde, en el siglo XIX, todo quedo en un completo abandono, hasta que en el 1900, de nuevo los dominicos lo restauraron y reconstruyeron en su totalidad.

Pincha sobre foto para verla a tamaño mayor.

Los puntos de interés del santuario son: La Iglesia con una Torre datada del 1767, escalinata y portada del siglo XVII con interior de estilo gótico de XV. La imagen de la Virgen Morena se encuentra en su roca mas alta. La hospedería del siglo XV, reconstruida. La plaza del siglo XVIII y a un lado la Puerta del Convento y a otro la Capilla Blanca XVI, levantada sobre la cueva donde fue hallada la Virgen Morena por Simón Vela.

El Balcón de Santiago, el Balcón del Fraile de 1934, el Mirador de Santo Domingo, todos ellos con unas vistas excelentes.

El monasterio fue declarado Monumento-Histórico-Artístico en 1956.

Las Batuecas

Entre los numerosos valles que jalonan la escarpada orografía de la Sierra de Francia, destaca el de Las Batuecas, entre los montes de la Alberca y las Mestas.

Esta formado por paredes con fuertes pendientes. Alcornoques, Encinas, Robles, Avellanos, Madroños, Tejos, Cipreses, Olivos..... conforman su variada y grandiosa vegetación, a la que se une una rica fauna que lo erigen como una de las reservas de caza mayor mas importantes de España, no solo por la extensión que ocupa de unas veinticinco mil hectáreas, y por la inigualable categoría de sus trofeos.

Como lo pone de manifiesto el que posee el record del mundo de caza del macho montés (Cabra Pyrenaica) con 290 puntos, según la junta Nacional de Homologación de trofeos de caza y estadística genética, que ostenta el Rey de España, Juan Carlos I, así como una importante colonia de linces ibéricos que, cuando se creo la reserva, se encontraba casi extinguido.

Completa sus bellezas naturales la mas bella muestra de las civilizaciones neolíticas, en canchales situados en el fondo del valle, en lo mas intrincado de su corazón, en donde el camino ha de hacerse obligatoriamente a pie, se encuentras pinturas rupestres que nos transportan a remotos tiempos.

Al fondo del profundo valle se encuentra el rió Batuecas, el monasterio del Santo Desierto, San José de la Batuecas, en el que los padres Carmelitas Descalzos llevan hoy día vida eremita. El acceso al valle se hace desde el pueblo de La Alberca, por la carretera que desde aquí y a través de las Mestas nos une con Cáceres.

Tras la exclaustración del siglo XIX, estuvo abandonado el monasterio hasta el 1950, que volvieron los Carmelitas y restablecieron su vida de dedicación a Dios y a la oración

Diseminados por el monte se encuentran vestigios de 18 ermitas y 24 más en el valle, de donde se deduce también la existencia de mucha vida eremítica en el pasado. 

Aquí aparecen especies propias de la cuenca del Mare Nostrum, como el alcornoque y al encima, salpicados de modroños y castaños, con arbustos como el brezo y la jara. La fauna también es mediterránea, habiéndose creado la Reserva Nacional de Caza de las Batuecas, para la protección en especial del lince y de las rapaces, como el buitre, y también para la reintroducción de la Capra hispánica y el corzo.

La Alberca

Es uno de los pueblos más atractivos de España y de mayor sabor, y uno de los más importantes conjuntos urbanos de la provincia de Salamanca, que ha sabido conservar perfectamente su carácter y su tipismo. Está situada a unos 1.200 metros de altitud, rodeado de grandes bosques, de nogales y castaños. Perteneció a la Casa de Alba, y su pintoresco ambiente es fruto de la unidad arquitectónica que conserva, arquitectura típica de la sierra, con entramados de madera rellenos de adobe o mampostería, jambas y dinteles de piedra, de madera también los alerones y voladizos prominentes solanas que resguardan las calles, tanto del sol como de la lluvia. Angostas y serpenteantes son sus calles y sus pintorescas plazas, con soportales de pilares de granito.

La casa albercana tiene generalmente dos plantas, la baja de mampostería, destinada a dependencias ganaderas, en la que se abren dos puertas, una ancha para el ganado y otra estrecha para sus dueños, que da paso a una escalera que lleva a la vivienda situada en la primera planta, que es de entramado de madera. La cocina, centro de la vida familiar, suele estar en la segunda planta, con la despensa y la solana, característico corredor cubierto que se emplea para secar y orear los frutos del campo. La presencia en los dinteles de las casas de su fecha de construcción -siglos XVII y XVIII-, generalmente va  acompañada de invocaciones marianas, cruces armas pontificias, o las de la Inquisición. El haber sido zona de refugio para los judíos conversos, explica estas inscripciones, demostrativas de la autenticidad de su conversión ante la comunidad y la vigilancia inquisitorial.

Los habitantes de La Alberca han sabido mantener las ancestrales costumbres y tradiciones locales, así como sus vistosos trajes, pintorescas fiestas y bailes populares. El traje charro de la mujer albercana es especialmente rico y llamativo, por la complicación de sus collares, colgantes, amuletos, relicarios, medallas y crucifijos en delicadas labores de filigrana y coral. El traje <<de vistas>> de la mujer de la Alberca es posiblemente el más rico e interesante de los trajes típicos de España

La iglesia parroquial dedicada a la Asunción,  es del siglo XVIII, con tres naves abovedadas, púlpito de madera, desde donde predicó San Vicente Ferrer en el año 1412, y pendón, con las armas del prior de Crato, que las mujeres albercanas consiguieron arrebatar a los portugueses defensores de Juana la Beltraneja, en la guerra de la corona de Castilla.

Visitas de Interés

* Plaza Mayor de la Alberca

* Calles típicas, plazuelas y rincones de la villa.

* Iglesia de la Asunción y púlpito de San Vicente Ferrer

* Mirador del Portillo de las Batuecas

* Santuario de San José

* Senderismo, siguiendo el curso del río Batuecas

FIESTAS DE LA ALBERCA

Fiesta de la Vela de la Candelaria: Se celebra el 2 de febrero. Se llena a la Virgen de roscas que fabrican los panaderos de la localidad y se realiza una procesión con Ella así engalanada. Hoy continúa la tradición de que en los bautizos se le colocan al niño los "dijes de protección" parecidos a los que lleva el niño Jesús de la Virgen de la Candelaria.

El lunes de Aguas y día del Trago: El lunes siguiente al de Pascua el ayuntamiento en la plaza principal de la localidad ofrece a vecinos y visitantes un trago de vino en conmemoración de un histórico hecho: el enfrentamiento de las mujeres de la localidad al prior de Crato partidario de La Beltraneja.

Fiestas de la Asunción: El 15 y 16 de Agosto con ofrendas a la Virgen, cantos y danzas, riqueza y colorido de los trajes utilizados en la fiesta. El día 15 de Agosto se celebra el "Ofertorio" en la plaza Mayor. Al día siguiente tiene lugar la escenificación de "La Loa", que es un especie de auto sacramental popular cuyos principales personajes son el Demonio, el Gracioso y los Galanes y se representa en la plazuela de la Iglesia.

Otras tradiciones de la localidad son la celebración de alguna boda con los vistosos trajes y las ricas joyas que sólo se utilizan en este acontecimiento. En los entierros se lleva la caja del muerto a hombros, y todos visten con capas negras, si éste fue cofrade.

Aquí podrás ver varios de los pueblos de la Sierra de Francia (ver página web)

Realización y Actualización: Ángel Manzano Mesón
Última actualización 13 de Noviembre del 2000
Copyright 2000