El Pueblo

Los Santos es un municipio situado a 60 Km. de Salamanca, con una altitud de 948 metros sobre el nivel del mar, a la parte occidental del pico del Monte de 1036 metros, en un lugar de Entresierras. Domina un amplio paisaje, configurado al este y al sur por grandes extensiones de berrocales graníticos, que alternan al oeste con algún asomo calizo, los cuales destacan entre bosques y prados; al norte y nordeste, aparecen pizarras y cuarcitas, entre prados, sotos y campos de cereal. Con una superficie de 44.3 km2.
Los pueblos de su alrededor son, Valdelacasa, Endrinal, Fuenterroble de Salvatierra, a 12 Km. se encuentra Guijuelo, que es punto de reunión de todos los pueblo vecinos, debido a su gran industria, sobre todo por lo que hace referencia al Jamón Ibérico.
Cuenta con una población de 808 habitantes (fuente:INE 1996), de los cuales 417 son varones (51,60%) y 391 son mujeres (48,40%).
El termino de Los Santos tiene una extensión de 4.462 hectáreas, con predominio del terreno dedicado a monte y pastos (2.557 hectáreas) sobre el labrantío (1.731) (Mapa provincial de suelos. Madrid, 1970). Solamente veinticuatro hectáreas de viñedos se cultivaban en el año 1970. 
El núcleo se presenta definido, arquitectónicamente, por un conjunto de edificios, la mayor parte de ellos, construidos en piedra de granito, de gran homogeneidad y armonía. 
Desentona, únicamente, un bloque de viviendas modernas construidas por una empresa particular contra la voluntad y el criterio de la gran mayoría de los habitantes del pueblo.
Al norte de este, sobre el altozano, se alza la iglesia parroquial, monumento armonioso del sigloXVI, cuya capilla mayor, probablemente del siglo XIII, según Gómez-Moreno, se cubre con un cañón de bóveda reforzado por dos arcos perpiaños y uno total. El edificio presenta tres naves, cuyas arquerías de separación son de medio punto, todo ello reformado, al parecer, en el siglo XVI. Antes del hundimiento de la techumbre, el autor citado consigno que la guarnición de la armadura era de lazo en el almizaque, y el pulpito de piedra semigótico, como asimismo el hastial y el pórtico de arcos escárzanos achaflanados (M.Gomez-Moreno: Catalogo Monumental de España. Provincia de Salamanca. Madrid 1967 Pág..425).
A comienzos de la década de 1980, el edificio de la iglesia parroquial se hallaba gravemente deteriorado; sin embargo, gracias a las gestiones y el concurso del Ayuntamiento y vecinos del pueblo, se logro empeñar a diversos organismo oficiales en la tarea de su restauración que concluyo felizmente en el 1986.
Sobre el hastial de suroeste, por encima del arco de medio punto enmarcado por un alfiz con remate triangular, han sido esculpidos una concha y un jarrón, cuyo simbolismo graalico (El termino graálico alude a la leyenda de la búsqueda del Grial o Graal, fuente del conocimiento) se corresponde con el carácter mistérico del lugar.