El Programa Interreg alcanza ya el 90% de ejecución de las mejoras en el municipio.

Los fondos europeos se completarán con una ayuda de 11.700 euros de la Junta de Castilla y León

Ha recuperado ya la ermita de la Virgen del Gozo y la plaza del Tablao.

El programa Intrerreg III "Novos Encontros" ha alcanzado ya el 90% de su ejecución de las mejoras previstas para el municipio de Los Santos, gracias a las aportaciones de los fondos de la Unión Europea que, a través de la Asociación de Ayuntamientos "Alto Alagón", han permitido la conservación y valoración del patrimonio rural de esta zona de Entresierras

En concreto, en Los Santos, los fondos europeos han facilitado la recuperación de la ermita del Gozo, situada junto a la plaza de toros que lleva el mismo nombre, con una subvención de 40.000 euros y también la rehabilitación de la plaza del tablao, donde se han recuperado elementos singulares de la arquitectura rural de este municipio.

La mejora del entorno tradicional de Los Santos se ha completado con la puesta en marcha de actividades culturales como la celebración del "Granito Rock" y otras actuaciones de música clásica y contemporánea.

Para continuar con este programa, la Junta de Castilla y León aprobó el pasado jueves en el Consejo de gobierno semanal la concesión de una ayuda que asciende a 11.400 euros. Se trata de la aportación que corresponde al Gobierno regional dentro de este programa de ayudas que tendrá una inversión total de aproximadamente 800.000. El 75% corresponde a la Unión Europea un 8% a la Junta de Castilla y León y el resto a los ayuntamientos participantes.

Seis municipios beneficiados

El programa Interreg III engloba un proyecto denominado "Viejos caminos, nuevos encuentros: un legado rural para la humanidad" en el participan seis municipios de la zona de Entresierras que son: Endrinal de la Sierra, Casafranca, Monleón, Frades de la Sierra, San Miguel de Valero y Los Santos. A través de este marco de ayudas, el programa, que supone un intercambio cultural con Portugal, persigue la revitalización social y económica del medio rural del Alto Alagón en España y Escarigo en Portugal; todo ello, a través de la recuperación de elementos del patrimonio histórico, la promoción de productos culturales, la creación de puestos de trabajo cualificados y la dotación de infraestructuras socio culturales.