LOS SANTOS FIESTA LOCAL
Los santeños celebran la romería de la Virgen del Gozo

La recién rehabilitada ermita, nuevo marco para los actos religiosos

Los asistentes pujan en la tradicional subasta de productos

MYLY DIAZ   05/04/2005

Los Santos celebró ayer la romería de la Virgen del Gozo con un programa que se inició al mediodía con el traslado de la imagen patronal desde la parroquia hasta la ermita. Allí se celebró una misa y, por la tarde, los fieles acudieron al rezo del rosario, nuevamente en la ermita. Seguidamente se celebró una procesión en el recinto exterior y se procedió de inmediato a la subasta de productos donados. Dulces, empanadas, aves y otras viandas fueron objeto de pujas, junto con las aportaciones que se efectúan en metálico.

La festividad de este año viene precedida por acontecimientos especiales. El pasado día 1 se desplazaba hasta el municipio santeño el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, para presidir la presentación del programa Novos Encontro , dentro de Interreg III, un plan transfronterizo que reparte fondos europeos.

Por su parte, el día 3 se presentó el proyecto a todo el pueblo en el marco de este templo, que ha sido objeto de mejoras por parte del Ayuntamiento de Los Santos. Esta iglesia fue la primera instalación favorecida por los fondos europeos concedidos a los pueblos del Alto Alagón a través del programa Interreg, destinado a la promoción de los municipios fronterizos con el país portugués.

El pueblo santeño es uno de los beneficiarios y ha elegido la ermita para iniciar la recuperación del patrimonio en el término. Así lo constataba el alcalde y diputado provincial del PSOE, Javier Álvarez, cuando supo que la Junta de Castilla y León había dado a conocer la subvención de 800.000 euros (más de 130 millones de pesetas) para repartirla entre los pueblos que forman la comunidad, añadiendo que el primer objetivo de las mejoras de cada lugar era elegible desde el día 1 de agosto del 2004.

La reforma ha incluido el cambio de la cubierta del inmueble religioso, así como la sustitución del suelo de terrazo por baldosas de cerámica y, en definitiva, la adaptación del edificio a la estética original, que data del siglo XVII. El Gozo sirvió de polvorín durante la Guerra de la Independencia y después de una explosión en el interior se realizó una rehabilitación, que es la que perdura. La inversión se ha cifrado en 60.000 euros.

También la asociación que se encarga de este recinto religioso aportará la ofrenda de los fieles, que se recaudó durante la pasada romería del Lunes de Aguas.

La ermita supuso en la festividad de ayer una novedad, por haber conseguido la remodelación que consolida su veterana estructura.