Álvarez   

ORIGEN:

Apellido patronímico que significa hijo de Álvar o Álvaro. Por esta razón no existe un origen único de los que ostentan este apellido. La rama más antigua que se conoce procede de Asturias y posteriormente la de los Álvarez de León que viene de la anterior.

Este apellido se extendió profusamente por la península pasando también a América.


Apellido patronímico que significa hijo o descendiente de Alvar o Álvaro, por lo que no todos los que poseen este apellido tienen un origen común. La rama más antigua de este linaje parece ser al de los Álvarez de Asturias, con casas solariegas en el concejo de Nava, (partido judicial de Cangas de Onís), en Castropol, en Cangas de Tineo, etc. Sigue en antigüedad la casa de los Álvarez de León, procedente de la de Asturias, con casa solariega en la aldea de Robledo, ayuntamiento de Láncara, partido judicial de Muria de Paredes. Conforme avanzó la Reconquista, fue extendiéndose profusamente este apellido por toda la Península, pasando después a América.

DESCRIPCIÓN DE SU ESCUDO DE ARMAS:

Los Álvarez de Asturias traen: Escudo Jaquelado de quince piezas, ocho de gules y siete de veros.

Los de León traen: Escudo partido, 1 en campo de oro de roble de sinople y un lobo de sable lampasado de gules, pasante al pie del tronco. 2 jaquelado de quince piezas ocho de plata y siete de gules.

En otras casas de este linaje se utilizan distintas armas.


Escudo jaquelado de quince piezas, ocho de gules y siete de veros.

Los de Robledo (León) traen: Escudo partido: 1º en campo de oro, un roble de sinople, y un lobo de sable, lampasado de gules, pasante, al pie del tronco; y 2º jaquelado de quince piezas, ocho de plata y siete de gules.

Otros, de Asturias y León traen: En campo de plata, tres fajas de gules, la de en medio cargada de seis armiñis de sable.

Otros, de León, traen: En campo de oro, una banda de gules engolada en dos dragones de sinople; bordura de Azur, con nueve sotueres de oro.

Los de Castilla-La Mancha y Andalucía traen: En campo de azur, una banda de plata, cargada de tres rosas de gules, y acompañada de cuatro flores de lis de oro.

Los de Murcia y Madrid traen: En campo de oro, dos espadas de plata, encabadas de azur, puestas en faja.

Los de Zamora traen: En campo de oro, una cabeza de águila, de sable, picada de plata y goteando sangre.

Los de Méjico traen: En campo de oro, dos montañas de sinople, moteadas de gules y puestas en faja.

LA ESTIRPE DE LA CASA ÁLVAREZ:

Su origen, historia y hechos. Se trata de un apellido patronímico, ampliamente difundido en España y América.

Su significado está muy claro: hijo o descendiente de Alvar, más tarde Álvaro, nombres propios de los que se deriva el apellido Álvarez.

Pero ocurre que existen numerosísimas familias que tienen origen y linaje completamente distinto, sin parentesco entre ellas, aunque hay quien sostiene que todos provienen de un mismo tronco y lugar. Dichas afirmaciones , las considera García Garraffa, como un grave error, es decir, que las actuales familias no tienen el mismo origen. Es por esto que, a quienes les interesa averiguar el origen de su apellido deben conocer en primer lugar, de qué linaje proviene el Alvar o Álvaro, de cuyos nombres nace el apellido.

Ejemplo: Aquellos Álvarez nacidos en Asturias, deberán buscar su linaje en los Álvarez de Asturias, familia noble de la que se hablará más adelante. Los Álvarez de Toledo, en la correspondiente a aquella provincia, y así sucesivamente. Por esta razón se hace obligado no referirse globalmente a los Álvarez, sino ir separando las familias.

En Asturias una de las más antiguas casas, tuvo su origen en el concejo de Nava, de Infiesto. Otra casa, también muy antigua, corresponde a la parroquia de Riera de Cangas de Onís y de la que dinamanó la del Concejo de Grado, de Pravia. Varios especialistas del tema aseguran que tanto esta casa, como la anterior, son del Concejo de Nava, que es el solar del linaje Álvarez en Asturias y es muy posible que así sea dada la semejanza de armas. También hay que consignar a las casas de Álvarez que radicaron en la provincia de Granada, de Pola de Siero, y en la villa de Cangas de Tineo.

En León se encuentran varias casas Álvarez. La de la aldea de Robledo, de Murias de Paredes, procede del linaje asturiano, de Nava. Parece ser que un miembro de este linaje llamado García Álvarez, dio muerte a un caballero de la familia Valdés por lo cual y temeroso de las consecuencias, pasó a la aldea de Robledo, donde fundú nueva casa. Hay estadistas que acusan a esta versión de novelesca, y afirman, que sólo se trata de unos caballeros asturianos que pasaron a León, fundando casa de dicho linaje.

Los Álvarez extremeños de Trujillo y Plasencia proceden de las casas de Asturias, citando a un caballero llamado García Álvarez, /el mismo que dio muerte a un Valdés) que pasó a León, pero no teniéndose por seguro y temeroso de la justicia, se trasladó a la villa de Ruanes (Cáceres), se estableció y dejó sucesores por Trujillo y Plasencia. Esta línea no se interrumpió en Extremadura, pasó a Andalucía y a Navarra Aragón.

La cuestión de si el apellido Álvarez tiene su origen en Asturias o no, se complica si se tiene en cuenta que existen tratadistas empeñados en demostrar que este apellido no es patronímico, es decir, que no procedes de los nombres Alvár o Álvaro, sino que tiene su origen en la villa de Albares, lugar del que toma el nombre.

Los tratadistas que sostienen esta procedencia geográfica señalan que las ramas que salieron de la villa de Albares difundieron mucho el apellido. Ahora bien, otros tratadistas sostienen que en Asturias y en León existen Álvarez muy antiguos de muy distinto origen a los citados.

Dichos Álvarez descienden de don Nuño Álvarez de Amaya, Conde y Gobernador de Asturias e hijo natural del Rey Alfonso V. Se unió en matrimonio con doña Gontroda Gutiérrez, de la casa de Castro y tuvo, entre otros hijos, a don Rubio, tronco de la familia Salcedo, y a doña Teresa Núñez, esposa de Diego Laínez, padres del Cid Campeador.

En lo que se refiere a Galicia, en Lugo, existió una casa Álvarez que radicó en el Concejo de Ribes del Sil, del partido de Quiroga, originaria de León. Hubo otras de distinta procedencia entre las que podría citarse a la de la parroquia de Puebla de Burón, del partido de Fonsagrada, algunos de cuyos descendientes se apellidan Álvarez de Meda.

Hay tratadistas que, respecto a los de Navarra, los hacen descender de una rama de Cáceres que provenía de Robledo (León). Los Álvarez navarros tendrían su antecesor en don Sancho Álvarez, que se casó en Plasencia con doña Olalla de Ochoa y Sarmiento y tuvieron larga descendencia que se extendió por Extremadura y Andalucía. Una hija de este matrimonio casó con un caballero que procedía de la casa real de Navarra y tuvieron dos hijos: el mayor, llamado Ordoño Álvarez contrajo matrimonio con doña Juana Pimentel y dejaron sucesores por Navarra y Aragón.

Citamos algunas de la familia Álvarez que, sea cual sea su punto de origen, probaron su nobleza o su hidalguía.

ARAGÓN: Álvarez Espejo.

ASTURIAS: Álvarez Baragana; Álvarez Cabril; Álvarez Laviada; Álvarez Marrón; Álvarez Menéndez; Álvarez Monjardín; Álvarez de Nava; Álvarez de Carrozal; Álvarez de Cienfuegos; Álvarez Comas; Álvarez de la Fuente; Álvarez Monteserín; Álvarez Peinado; Álvarez Pozuelo; Álvarez del Río; Álvarez de Rollán; Álvarez Santisteban; Álvarez Sierro.

BURGOS: Álvarez Barahona; Álvarez de la Pedrosa.

CÁCERES: Álvarez de Hitos.

CUENCA: Álvarez de la Barrera.

GALICIA: Álvarez de la Braña.

JAÉN: Álvarez Serrano.

LA CORUÑA: Álvarez Becerra, Álvarez Campana.

LA RIOJA: Álvarez de Lasarte.

LEÓN: Álvarez de Acevedo; Álvarez Alonso; Álvarez Arintero; Álvarez del Arroyo; Álvarez Barreiro; Álvarez Barriada; Álvarez de Bobadilla; Álvarez de la Bolada; Álvarez de la Cabuérniga; Álvarez de Mendieta; Álvarez de la Pandilla; Álvarez Caldero; Álvarez Campillo; Álvarez de Cerdemuela; Álvarez de Castilla; Álvarez de Castilla; Álvarez Coque; Álvarez de Cuenllás; Álvarez Escaja; Álvarez Guarida; Álvarez de Álvarez; Álvarez López; Álvarez Lorenzana; Álvarez Ordoño, Álvarez Panizo; Álvarez de Robledo; Álvarez Rabanal; Álvarez Reyero; Álvarez Trincado.

LUGO: Álvarez de Aguilar; Álvarez Armesto; Álvarez de Meda; Álvarez Reymondes; Álvarez San Martino; Álvarez San Martín; Álvarez del Valle; Álvarez Remo; Álvarez Villabol.

MADRID: Álvarez de Peralta; Álvarez Gato; Álvarez de al Puente; Álvarez de Quiris.

NAVARRA: Álvarez de Eulate.

ORENSE: Álvarez de Castro; Álvarez Cedrón; Álvarez Ojea; Álvarez de Puga; Álvarez Barda; Álvarez Campomanes; Álvarez Maldonado.

SANTANDER: Álvarez Escalante; Álvarez de la Torre; Álvarez de la Villeta.

SEGOVIA: Álvarez de Arcaya.

SORIA: Álvarez de Catalañazor; Álvarez González; Álvarez Gimenez.

TOLEDO: Álvarez de Meneses.

VALLADOLID: Álvarez Barrero; Álvarez Olmedo; Álvarez Carballo; Álvarez García.

ZAMORA: Álvarez de Alarias; Álvarez Losada; Álvarez Prada; Álvarez Requejo.

Otras familias nobles del apellido Álvarez son: Álvarez de Bendujo; Álvarez de Benavides, Álvarez Bohorques; Álvarez Cabañas; Álvarez Cimbrón; Álvarez de Faria; Álvarez Osorio; Álvarez de Ribera; Álvarez Sotomayor; Álvarez de Toledo; Álvarez de Villacorta. En su momento, los anteriores apellidos serán debidamente estudiados en orden a su segunda denominación.

En lo que se refiere al apellido Álvarez en su difusión por América, en Colombia puede encontrarse a Francisco Álvarez Ocampo que estuvo casado en Nueva Granada con Francisca García Zorro, hija del García Zorro.

Aparece también un tal Lorenzo Álvarez de la Barbosa que fue familiar del Santo Oficio en el reino de Nueva Granada. Beatriz Álvarez que contrajo matrimonio con don Gaspar de Santa Fe, uno de los primeros descubridores y conquistadores del nuevo reino de Granada. Un tal Diego Álvarez Machuca, confidente del Santo Oficio y que parece ser que murió apuñalado por un nativo que le tenía rencor por haber sido delatado por él y haber sufrido tormento; por parte de la inquisición, bajo la acusación de hechicero.

En Méjico, puede citarse a los Álvarez de la Campana, familia noble procedente de la Coruña y que se estableció en aquel país. Los Álvarez Gato, que procedían de la villa de Chinchón en Madrid, siendo el jefe de la familia don Francisco Álvarez Gato, Maestre de Campo y Caballero de Santiago. Pueden citarse también como introductores del apellido Álvarez en Méjico, a los Álvarez de Quiris, así como los Álvarez Serrano. En Perú, consta como familia establecida en Lima, la encabezada por Faustino Regis Álvarez de Foranda, coronel de las Milicias Provinciales de Cuzco.

ESCUDO:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor

Realización y Actualización: Ángel Manzano Mesón
Última actualización 10 de Febrero del 2001
Copyright 2000