Comarca

Mancomunidad "Entresierras"

CAPITALIDAD: 37768 FUENTERROBLE DE SALVATIERRA

Teléfono. 923 15 07 67  -  923 15 10 86

PRESIDENTE: Antonio Lozano de Casto

Municipios que integran la Mancomunidad:

Casafranca San Esteban de la Sierra
Cristóbal San Miguel de Valero
Endrinal  Más Información Santibáñez de la Sierra
Fuenterroble de Salvatierra Santos, Los
Molinillo Tornadizo, El
Monleón  Más Información Valdefuentes de Sangusín
Peromingo Valdelacasa
Puebla de San Medel Valverde de Valdelacasa
Retortillo  

COMPETENCIAS:

Abastecimiento de agua.
Alumbrado público.
Construcción y mantenimiento de la red viaria.
Fomento del deporte Informes técnicos para las Entidades Locales.
Limpieza de playas.
Mantenimiento de Parques Naturales.
Promoción de empleo.
Promoción del turismo.
Recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos.
Saneamiento integral de la zona.
Servicios de extinción de incendios.
Servicios Sociales de Base.
Vertedero.

Historia de la Comarca:

Arroyo del Rodero

Rollo Canalizo

Entre las sierras de Tamames y de Herreros, también llamadas Mayor y Menor, respectivamente, se configura la comarca de Entresierras. e la que ha tomado el nombre la mancomunidad recientemente creada, la cual se halla integrada por los siguientes municipios:

Los Santos, Endrinal, Monleón (En mayo de 1987, Monleón aun no se había integrado en dicha comunidad) San Miguel de Valero, San Esteban de la Sierra y Valdelacasa.

Estrictamente hablando, sin embargo, y desde el punto de vista histórico y geomorfológico, solamente los tres primeros pueden ser considerados como pertenecientes a dicha zona de transición entre el llano y la sierra, según han indicado ya diversos autores, entre ellos, Francisco V. Vargas (F.V.VARGAS: Reseña Histórica de la Villa de Los Santos, Madrid, 1942, Pág..3) y Antonio Llorente Maldonado (A.LLORENTE: Las comarcas históricas y actuales de la provincia de Salamanca, Centro de estudios Salmantinos, Salamanca 1976, Pág.. 94 y mapas 3 y 4). En efecto: San Esteban de la Sierra y San Miguel de Valero pertenecen a la comarca de la Sierra de Francia, Alata y, por su parte, Valdelacasa (Valdelacasa aparece integrado al Concejo de Béjar en 1209, año en que fue segregado del Concejo de Ávila por el rey Alfonso VIII). pertenece a la comarca de la Sierra de Béjar.

A partir del siglo XVIII; Los Santos, Monleón y Endrinal aparecen incluidos en el Partido de Salamanca, y dentro de este, en el Cuarto de Pena del Rey, así denominado en alusión a un topónimo localizado en la sierra Menor o de Herreros (A.LLORENTE: op.cit. Pág..52).

Los pueblos mas arriba citados se hallan comprendidos en el territorio de la Tierra de Salamanca, concepto este que aludía a un vasto conjunto de pueblos, aldeas, alquerías y lugares hasta un total de cuatrocientos y dividido en cuatro cuartos: el de Armuña, el de Baños, el de Pena del Rey y el de Valdevilloria. La llamada Casa de la Tierra, ubicada en la plaza de los Sexmeros, en Salamanca, recibe tal denominación, precisamente, por referirse a los Cuatro Cuartos de la Tierra de Salamanca (J.ÁLVAREZ VILLAR: La Casa de la Tierra de Salamanca. Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca. 1986 Págs.. 25, 37 SS).

Cruz de San Roque

Berrocales cerca alto San Roque

Bajo el aspecto meramente geográfico, la comarca de Entrecierras posee unas ciertas características diferenciales, las cuales vienen definidas por la existencia de un modelado suave, en el que no faltan relieves montañosos de altitud moderada: mas allá del limite oriental de dicha comarca, y ya en termino de Fuenterroble, las lomas de Tonda, cuya altura máxima se encuentra en las Pedrizas, con 1179 metros, y al oeste de aquellas, el Cabezo con 1102 metros. De menor altitud es el pico Monreal, un monte-isla al norte, dentro del termino de Casafranca; 1081 metros, al oeste del mismo, la Calamorra, que pertenece a Endrinal, se eleva a 1054 metros y, al sur de esta ultima elevación, el Monte con 1036 metros, a cuyos pies se halla enclavado Los Santos.

Los Cursos de agua mas importantes discurren al oeste de la comarca en cuestión. Todos ellos pertenecen a la cuenca del Tajo.

El de mayor entidad es el río Alagón, que nace en los aldeanos de Frades y riega terrenos de Aldeanueva de Campo Mojado, Endrinal y Villar de Leche, antes de adentrarse en termino de Monleón. A la altura de esta población, a la que bordea por la parte oriental, recibe, por la margen derecha, en Riofrío, con nacimiento en la falda septentrional de la Sierra, Perdiguera y Caballeros, termino de Linares de Riofrío, y el de Navamandiles, que tiene su origen cerca de la Sierpe. Mas al sur, engrosan el caudal del Alagón, por su margen izquierda, los arroyos de Los Santos. Santa Maria, Husillo y Rodero, que nacen en termino de Los Santos.

Distintos materiales geológicos aparecen en el ámbito de la comarca de Entresierras: pizarras y cuarcitas en la mitad noroccidental y septentrional, una banda de calizas en la parte central y granitos en el extremo meridional y suroccidental.

En cualquier caso y por lo que a mi respecta, he optado por ampliar discretamente a los limites estrictamente geográficos e históricos de la actual zona de Entresierras, en la que solamente incluyo, a los efectos del estudio histórico pertinente, los referidos municipios a Los Santos, Monleón y Endrinal, con los anejos de este. En consecuencia, he establecido las oportunas áreas de referencia al reflejar diversos aspectos zoológicos o ecológicos; por el norte, la sierra Menor o de Herreros; por el sur, el termino de Valverde de Valdelacasa; por el este, La Calzada de la plata y la lomas de Tonda, y por el oeste, los términos de San Esteban de la Sierra y El Tornadizo y la comarca de las Bardas, a la cual configuran los núcleos de la población de Herguijuela del Campo, Santo Domingo del Campo, Albergueria del Campo y La Sierpe. En definitiva, he procurado, a los debidos efectos, no establecer líneas de demarcación rígidas. ya que ello prestaría un carácter artificioso al estudio de la zona en cuestión.

En el ámbito de la comarca de Entresierras, el medio natural posee un innegable atractivo que hay que saber descubrir, pues con frecuencia, se tiende a destacar la espectacularidad de los paisajes grandiosos,  olvidando aquellos otros rincones donde se expresa la naturaleza serena. Las dehesas, los prados, los montes de relieve somero, los ríos nacientes, los bosques sombríos, los caminos cabriles; todo ello, vitalizado por
una fauna relativamente abundante y diversa, forma parte de la comarca antedicha, en la que apenas hay brusquedades y donde la variedad se superpone al marco aparentemente homogéneo.

De tales aspectos y de algunos otros mas, tratare en la presente obra, concentrándome, especialmente, en los términos municipales de Endrinal, Monleón y Los Santos.

Peña el Cuervo, al fondo Peña del Hierro

Soy consciente, no obstante, de que la personalidad de un pueblo o de una comarca, rebasa el marco de un libro, pues aquella se esta destacando en cada generación, constituyéndose, de ese modo, en algo dinámico. Y a la par, también algo estático. Pues no todo lo moderno ha de ser, forzosamente, sinónimo de conveniente, como tampoco lo antiguo ha de ser sinónimo de servible. En realidad lo viejo y lo nuevo, como bien ha demostrado la historia de los pueblos mas equilibrados, deben coadyuvar, en buen maridaje, al mantenimiento de la necesaria armonía.

He ahí lo que caracteriza a toda comarca: la participación de núcleos distintos a una empresa comunitaria presidida por la solidaridad y el entendimiento; sin necesidad de renunciar a la idiosincrasia de cada uno de ellos; la cual, todos, en una u otra medida, poseen. Como ya ha sabido reconocer el saber popular, siquiera sea reseñado la anécdota. Así, en un romance remitido a la revista del Centro de Estudios de Salamanca en el año 1953 por don Venancio Bejarano, quien lo recogió de don Abelardo Grande, vecino de Herguijuela del Campo, se destacan la singularidad de diversos pueblos y lugares entre ellos, los de la actual comarca de Entresierras:

"....Para montes, Villar de Leche,
para campos, Aldeanueva
y fuente la de Endrinal,
como no hay otra en esta tierra,
que se ahogaría un hombre
si lo meten de cabeza.
Los Santos y Casafranca
buenos para una quimera;
Castillo el de Monleón,
tiene caída la cerca...."

Caseta de las Viñas

La entidad de la comarca de Entresierras, comino la de otras muchas, se ha ido decantando a trabes de los siglos. En el proceso correspondiente han intervenido tanto el entorno biofísico como las generaciones humanas que han habitado la zona. De ello han quedado diversos indicios, que van desde los restos arqueológicos hasta la toponimia, pasando por las costumbre, las actividades artesanales y las tradiciones.

Charca de El Monte

En fin, en mis propósitos no entraba el trazar tan solo el perfil histórico de la comarca en cuestión, considerando que ha, además, ciertos aspectos, relativos a la flora y la fauna, a las leyendas y tradiciones, que configuran lo que yo llamo el sentido vital de la zona. Al incluir todo ello para ofrecer la perspectiva del tema adecuada, he primado la visión de conjunto, aunque, a veces, haya descendido al detalle, a la nota documental, a la referencia concreta. Una cosa y otra se complementan.

No he renunciado, en todo caso, a pergeñar las posibilidades claves de una historia mágica de la comarca de Entresierras, tan interesante y sugestiva como olvidada por la historiográfica oficial. En Efecto, se por propia experiencia, que lo oculto es tan importante como lo proclamado, y que, en ocasiones, los simples hechos, sobre no explicar casi nada, enmascaran el verdadero sentido y carácter de las ideas que los han producido; lo cual significa, por supuesto, que haya que prescindir de ellos, sin asignarles el valor que como referencia poseen.

En otro orden, el lector advertirá que, en muy contadas ocasiones he asignado alusiones a temas de llana cotidianidad. Y ello, no porque los asuntos de la vida diaria resulten poco atractivos, sino porque se tratamiento, bajo la óptica del estudioso, exigían  un libro aparte. Por lo demás, debo decir que he pasado momentos entrañables conversando con los paisanos de la zona en cuestión; he aprendido a extraer enseñanzas de sus interesantes explicaciones.

Endrinal

Nuestra Señora del Mensegal

Villar de Leche

La Granja de Monreal

Casas de Monleón

Monleón

Los Templarios en la comarca de Entresierras por Mercedes Izquierdo Muñoz

Realización y Actualización: Ángel Manzano Mesón
Última actualización 06 de Diciembre del 2000
Copyright 2000