Desde Astorga a Santiago de Compostela

por los Ositos Peregrinos

1ª Etapa 2ª Etapa 3ª Etapa 4ª Etapa 5ª Etapa 6ª Etapa 7ª Etapa

SEXTA ETAPA  13 de Octubre de 2001   MELIDE-O PEDROUZO (ARCA)

Los pueblos por donde se pasa en esta etapa: Parabispo, Boente, Castañeda, Robadiso da Baixo, Arzúa, Pegontuño, Boavista, Salceda, Ras, Brea, Santa Irene, Pedrouzo (Arca).
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Los Ositos Peregrinos, pudieron descansar muy bien y eso el cuerpo lo agradeció, nos espera ya la penúltima etapa, ya solo quedaban 53 kilómetros para llegar a Santiago de Compostela y la etapa de hoy tenía casi 33 kilómetros así que no había tiempo que perder, ya que de mañana se adelanta mucho más el camino.

Eran las siete de la mañana, cuando los Ositos Peregrinos, se levantaron recogiendo todas las cosas y después de cargarlas en el coche, entramos en el Restaurante SONY, para desayunar casi lo de cada día, pan, mantequilla, mermelada, zumo de naranja con una buena taza de café con leche bien caliente.

El Osito espero un buen rato leyendo un libro, mientras la Osita Peregrina ya estaba en camino, después de más de media hora, me puse en marcha para adelantar a la Osita Peregrina así paso a paso seguir el camino.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
El Osito espero en Raido a la Osita Peregrina, pues allí se el camino y la carretera iban muy cerca hasta Boente da Riba, en la que la cruza por dos veces antes y después del pueblo siguiendo así hasta llegar a Castañeda, siguió sin parar antes de llegar a Ribadiso do Baixo, donde el camino cruza con la carretera y el Osito la estaba esperando, leyendo el libro que estaba leyendo.

Fuente La Saleta, Boente

Casa y hórreo en Castañeda

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Los Ositos Peregrinos, buscaron el albergue municipal donde sellar la credencial del peregrino, y así poder continuar con la etapa. El albergue es muy original son varias casas de pizarra al lado del río Iso. Una vez sellada la credencial, la Osita Peregrina, siguió caminando con dirección a Arzúa.

Son las diez y media de la mañana, mientras que la Osita Peregrina, seguia caminando el Osito decidió parar a tomar una café con leche bien caliente, para ello se lo comunicó por teléfono movil a la Osita Peregrina, me dijo que tardaría poco, porque ya veía las primeras casas, así que espere que llegara.

Vista de Ribadiso do Baixo

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Después de tomar el café con leche bien caliente y descansar un poco, la Osita Peregrina, siguió con su camino que ahora se desvía a la derecha de la carretera, el camino atraviesa el río Raído, se entra en el pueblo del mismo nombre, cuando el camino se junta durante unos quinientos metros con la carretera, donde el Osito, está esperando a la Osita Peregrina, ahora tomará una pista de concentración que pasa por los poblados de Fondevila, Cortobe, Pereiriña, aquí atraviesa el río Ladrón, sigue por Tabernella, Calzada, Calle, Boavista, Alta y Salceda, donde otra vez el camino y la carretera se tocan, aquí el Osito, vuelve a espera a la Osita Peregrina, sobre las una y media es cuando se encontraron otra vez los Ositos Peregrinos.

Torre de la Iglesia, Arzúa

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Cuando nos encontramos decidimos ir a comer, el Osito se había informado y en el Alta de Santa Irene había dos restaurantes, o bien seguir en coche y buscar algún restaurante.

Así que una vez en el coche comenzamos a buscar un restaurante que además de tener buena presencia, fuera accesible para la sillas de ruedas, tengo que reconocer que hay muy bellos paisajes y sobre todo con el verde tan bonito que tiene la hierba, además de cantidad de ganado pastando, un mundo rural que para verlo, al ver estas aldeas de dos y tres casas, con sus hórreos.

Árboles del camino

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Desde el coche este bello paisaje en la aldea de San Antón, pasamos O Pedrouzo, seguimos por la carretera y sin darnos cuenta habíamos pasado cerca de Lavacolla, llegando hasta San Marcos, había dos restaurante y nos decidimos  para comer, en el Mesón As Brañas.

Aldea de San Antón

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Poco después de las tres y media, terminamos nuestra deliciosa comida a base de ensalada y luego un bien filete de ternera gallega, regado con un buen vino, después un café y sin perder tiempo, nos montamos en el coche para regresar hasta Salceda, donde la Osita Peregrina tenia que empezar la segunda parte de la etapa. Le quedaban ocho kilómetros para llegar a O Pedrouzo, para dar por terminada la etapa de hoy.

Pero ante de esto, nos dirigimos al Monte del Gozo para reservar habitación, porque el Osito necesitaba descansar en una buena cama, y al de los albergues no es precisamente esto.

Entre unas cosas y las otras eran ya las cinco de la tarde cuando la Osita Peregrina empezó la segunda parte de la etapa, en Salceda.

La Osita Peregrina se puso en marcha, mientras el Osito le indicaba que la esperaría en Xen, donde el camino y la carretera se cruzan, después otra antes de entrar en el poblado de Brea, ya son las seis de la tarde cuando la Osita Peregrina empieza ascender al Alto de Santa Irene que tiene unos dos kilómetros, que se hacen mas pesados por la pendiente.

Una vez que la Osita Peregrina llegó al Alto de Santa Irene, ya le queda poco trozo menos de dos kilómetros, el Osito Peregrino, esperaba en el albergue de O Pedrouzo, para que una vez hubiera sellado las credenciales, coger el coche y marchar al hotel del Monte do Gozo.

Fuente en Arca

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Faltaban pocos minutas para dar las siete de la tarde cuando la Osita Peregrina, terminó la etapa, ya solo faltan veinte kilómetros para llegar a Santiago de Compostela, que aunque parezca mentira ya está ahí a solo una etapa, aunque si es cierto que son constantes subidas y bajadas.

Después de terminar la etapa, la Osita Peregrina, se tomo esta foto con uno de los muchos hórreos, que se encuentran por la carretera, al lado de las casas que hay en las aldeas.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Ya sin más pausas nos dirigimos al Hotel que hay en Monte do Gozo, después de descargar las cosas, la Osita Peregrina se ducho pues bien merecido lo tenía, una vez terminado, nos dirigimos al self-service, para cenar así poder descansar, para concluir mañana el Camino a Santiago de Compostela.

Con esto podemos dar por terminada la SEXTA ETAPA.

  5ª Etapa

7ª Etapa