Desde Astorga a Santiago de Compostela

por los Ositos Peregrinos

1ª Etapa 2ª Etapa 3ª Etapa 4ª Etapa 5ª Etapa 6ª Etapa 7ª Etapa

QUINTA ETAPA  12 de Octubre de 2001   PORTOMARÍN-MELIDE

Los pueblos por donde se pasa en esta etapa: Gonzar, Castromaior, Hospital de la Cruz, Ventas de Narón, Ligonde, Eirexe, Avenostre, Palas de Rei, Casanova, Leboreiro, Furelos y Melide.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

No se si era por la humedad que había allí, lo cierto es que sobre las cuatro de la madrugada, los peregrinos ya empezaban a levantarse, al haber tanto movimiento ya no se puede dormir, por lo menos yo, la Osita Peregrina que estaba en la litera a mi izquierda tampoco podía dormir, así que se levantó y fue al servicio.

Serían casi las cinco cuando decidimos que para no poder dormir, lo mejor era adelantar en el camino, así que nos levantamos, la Osita Peregrina recogió todas nuestras cosas, y antes de ponernos ya en camino fuimos a desayunar, pan, mantequilla, mermelada, zumo de naranja y una buena taza de café con leche bien caliente.

Entre unas cosas y otras serian casi las siete cuando nos pusimos ya en camino, el Osito se paró a la salida de Portomarín en una gasolinera para llenar el coche de combustibles, mientras que la Osita Peregrina había seguido caminando, me esperé en la gasolinera un rato para darle más tiempo y así adelantarla más adelante, como vamos haciendo durante todo el camino.

Estando allí parado vi como varios peregrinos también ya habían empezado su etapa, un grupo de seis peregrinos ciclistas, también se ponían en marcha, así que ya no esperé más, así que me puse en marcha para ver donde estaba ya la Osita Peregrina.

Todos se habían puesto ropa de abrigo, porque el día estaba lluvioso, y aunque no llovía muy fuerte, si lo suficiente para dejar la ropa bien calada la Osita Peregrina se había puesto el impermeable para no mojarse.

El camino se había desviado de la carretera, vi que a la derecha había un indicador de Cortapezas, a unos dos kilómetros divisé el pueblo de Txoxibo, con solo tres casas seguí hasta llegar a Gonzar.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Como había albergue allí espere que llegara la Osita Peregrina, ya que ella iba sellando las credenciales en los albergues, vi como algunos peregrinos salían de este albergue y se ponían en camino.

Vi como pasaban los ciclistas peregrino que también habían salido de Portomarín, al cabo de un rato unos peregrinos que habían salido poco antes que nosotros ya estaban llegando eso indicaba que la Osita Peregrina le faltaba poco para llegar, como así fue, eran casi la ocho y media, ya llevaba caminado algo más de dos horas. 

Una vez que me adelantó la Osita Peregrina siguiendo con su camino, el Osito se desvió hasta Castromaior de donde es la foto de la izquierda, para volver pronto al Camino de Santiago.

El camino pasa por la carretera hasta llegar a Hospital lugar donde el Osito esperaba a la Osita Peregrina, pasaba poco de las nueva de la mañana cuando llegó, a la salida del pueblo ya por pista asfaltada siguió hasta Ventas de Narón, una aldea con solo cinco casas, me llamó la atención un máquina de Coca Cola que estaba atada a una de las casas, donde había un letrero de Bar.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
El tiempo parece que había cambiado un poco, pues había dejado de llover, aunque seguía el cielo tapado. En Lameiros el Osito se detuvo para esperar a la Osita Peregrina, pronto llegó quedando para volverse a ver en Ligonde, donde se puede ver una clásico estampa rural, con su casas, hórreos, así como gran cantidad de vacas.
Ermita en Ventas de Narón Ermita en Lameiros
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Estaba admirando esta bella estampa rural aquí en Ligonde cuando llegó la Osita Peregrina, con un poco de barro en sus zapatos debido al barrizal que había en algunos tramos, al salir del pueblo el camino desciende hasta el río después de atravesarlo se sube al poblado de Eirexe, el Osito ya no sabe bien si son poblados o bien casas sueltas, es lo que al Galicia llaman aldeas, pero la Osita Peregrina, sigue caminando y ascendiendo hasta la carretera de Marco-Monterroso, para luego descender a Portos que solo hay una sola casa.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
El tiempo estaba inseguro y volvió a llover aunque muy poco así que la Osita Peregrina, se volvió a poner el impermeable para no mojarse, aunque como se ve aquí se quito el gorro para hacerse la foto.

La Osita Peregrina, siguió caminando, pasando por Lestedo Valos, Mamurria para llegar a Brea, donde el camino cruza con la carretera que va a Palas del Rei, el Osito que esperaba en este cruce, cogió la carretera hasta el albergue de Palas de Rei.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Si puedo decir que todo el camino recorrido desde Portomarín a Palas de Rei, es de una gran belleza, porque hay gran cantidad de aldeas de una o dos casas, pero que no por ello deja de ser muy bello, además con fina lluvia que caía el verde de la hierba aún parecía mucho mas bonito.

El tramo desde Brea hasta Palas de Rei va casi paralelo a la carretera.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Cuando la Osita Peregrina llegó al albergue del peregrino en Palas de Rei, estaba cerrado y hasta por la tarde no lo abrían, así que preguntó donde poner el sello le explicaron que en un bar, hacia allí se dirigió, cuando volvió pensamos donde iríamos a comer, así que buscamos un restaurante.

La Osita Peregrina, se montó en el coche y nos dirigimos a Melide un pueblo mayor que Palas de Rei, seguro que habría algún restaurante.

Detalle de una parte del camino. Iglesia, Palas de Rei
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Cuando llegamos a Melide, preguntamos por un restaurante y nos aconsejaron el Hostal Restaurante SONY, antes pensamos en visitar el albergue de Melide, porque si no estaba en condiciones para el Osito, buscaríamos un hotel, para poder descansar pues al haber cogido un poco de frío en Portomarín, no quería que ello pudiera hacer que me encontrara peor y no poder seguir el viaje, cuando vimos el albergue, nos decidimos por el hotel.

Pensamos que lo mejor sería reservar habitación, la encontramos en el Hostal-Restaurante SONY, sobre las dos nos decidimos a comer, después de haber estado descansando un poco, con la intención de por la tarde regresar a Palas de Rei, para que la Osita Peregrina, pudiera terminar la etapa, ya solo le faltaba el último tramo.

La Osita Peregrina, antes de empezar a comer aprovechó para ducharse, así poder estar más relajada, mientras el Osito se tomó un Martini como aperitivo, una buena comida que les sentó de maravilla a los Ositos Peregrinos, después de tomar café, sin prisas pero sin pausas, pues ya eran casi las cuatro de la tarde, nos montamos en el coche en dirección a Palas de Rei, para que la Osita Peregrina, reiniciara la etapa.

Solo salir de Palas de Rei, el camino sigue cerca de la carretera hasta Gaiola de Riba que el camino gira a la izquierda, sigue hasta Xan Julián do Camiño, desciende entre densa arboleda hasta Outeiro da Ponte, atraviesa el río Pambre, pasa por Pontecampaña ascendiendo hasta Casanova, pasa por Porto de Bois para llegar a Campanilla última aldea de la provincia de Lugo.
Xan Julián do Camiño Virgen de Leboreiro Calzada en Leboreiro
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Ya en la provincia de La Coruña, encontramos la primeras casas en Cornixa, aquí el Osito estaba esperando a la Osita Peregrina, porque aquí en Leboreiro el camino se une unos metros con la carretera, para llegar descendiendo por la antigua calzada, todavía visible y utilizada en varios tramos.

Sigue el camino bajando al río Seco, lo atraviesa por un sencillo puente medieval llamado de la Magdalena, siguiendo así hasta Furelos, ya a las puertas de Melide, aquí el camino y la carretera van en paralelo.

San Pedro en Melide

Cruceiro de Melide

Iglesia de Nuestra Señora de Melide

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Eran las seis y media de la tarde cuando la Osita Peregrina, entró en Melide ahora solo faltaban llegar hasta el albergue para sellar las credenciales de peregrinos.

Una vez sellado ya habíamos hecho toda la etapa así que sin esperar más nos dirigimos hacia el Hostal Restaurante SONY, para descansar así reponer fuerzas, como no para subir nos tenían que ayudar a salvar 5 escalones para coger el ascensor el Osito se quedo en el bar, mientras la Osita Peregrina, aprovecho para ducharse y relajarse del esfuerzo realizado.

Cenamos sobre las nueve de la noche, una vez que teníamos la panza llena, nos fuimos a descansar, porque al día siguiente continuaba la aventura del Camino de Santiago.

Con esto podemos dar por terminada la QUINTA ETAPA.

  4ª Etapa

6ª Etapa