Desde Astorga a Santiago de Compostela

por los Ositos Peregrinos

1ª Etapa 2ª Etapa 3ª Etapa 4ª Etapa 5ª Etapa 6ª Etapa 7ª Etapa

SEGUNDA ETAPA  9 de Octubre de 2001  RABANAL DEL CAMINO-CACABELOS

Los pueblos por donde se pasa en esta etapa: Rabanal del Camino, Foncebadón, Cruz de Hierro, Manjarín, El Acebo, Riego de Abrós, Molinaseca, Camo, Ponferrada, Columbrianos, Fuentes Nuevas, Camponaraya, Cacabelos.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Sobre las 4 de la madrugada, algunos de los peregrinos comenzaron a levantarse, pues hay quien comienza muy pronto a caminar. 

La Osita Peregrina, pasó mucho frío durante la noche, pues las habitaciones tenían un techo muy alto y la verdad se notaba el frío, además no teníamos los sacos de dormir, pues solo disponíamos de dos mantas, pero insuficiente para no pasar frío. Sobre las 4 de la madruga se levantó como algunos de los peregrinos y se fue al comedor que había un poco de fuego a tierra y allí entró un poco en calor, mientras el Osito Peregrino, fue cuando pudo dormir un poco.

La Osita Peregrina, después de entrar un poco en calor estando un buen rato al lado del fuego fue a despertar sobre las 7 de la mañana al Osito Peregrino, para empezar la nueva etapa en el Camino de Santiago, aquí vinieron los primeros problemas para Osito, pues las duchas no estaban adaptadas para minusválidos, creo que es normal pues todo está pensado para los peregrinos, no se ha pensado que muchos que vamos en silla de ruedas, también podemos participar del Camino de Santiago. La Osita Peregrina si se pudo duchar.

A las siete y media más o menos desayunamos un buen café con leche bien caliente y cargando las mantas y todas nuestras cosas en el coche, para así empezar unas de las etapas más duras, según los comentarios de varios peregrinos que ya habían hecho el Camino de Santiago.

Salimos a las 8 de la mañana, la Osita Peregrina, bien provista con su mochila, y bien tapada pues había bastante niebla y por lo que parecía al ir subiendo hasta Foncebadón cada vez la niebla era más espesa.

Paisaje invernal de Foncebadón, para así hacerse una idea del tiempo que hacía, con lluvia y niebla, así caminando hasta la Cruz de Ferro. Cruz de Ferro en Foncebadón lo más alto de la etapa, ahora el camino ya es todo para abajo hasta llegar a Ponferrada.
Si para mí con el coche era difícil de descender por el descenso tan pronunciado que hay hasta Molinaseca, me imagino que para la Osita Peregrina aún seria mucho más duro, además para añadir más dificultad entre medio de la niebla y el camino completamente húmedo. como se puede observar en la foto de la c/.del Peregrino, en el pueblo de EL Acebedo.

Siguiendo para abajo llegaremos a Riego de Ambros, pueblo poblado de Fuentes, ya había escampado la niebla y podía verse todo un poco mejor.

Fuente en Riego de Ambrós, aquí la Osita quiso tomar buena nota de como son allí las fuentes, bien cubierta con el tejado de pizarra. Después de mucho andar y mas que todo bajar desde lo más alto de la montaña, Osita llegó por fin a Molinaseca, ya faltaba muy poco para llegar a Ponferrada.

Aquí el Osito detuvo el coche para esperar a la Osita Peregrina, tuve un pequeño problema con el coche, creo que fue debido a la humedad que me bloqueo la alarma, y no había forma de ponerlo en marcha, aprovechando la pendiente que había, pude poner el coche en marcha, aunque me quedaron las luces del agua y del aceite, encendidas, mientras la Osita Peregrina seguía con su camino hasta el Albergue del Peregrino en Ponferrada, el Osito se fue a SEAT-WOLKSWAGEN de Ponferrada, para remediar lo del coche.

Si quería comentar lo que me dijo la Osita Peregrina, que según el mapa marcaba dos kilómetros cuando en realidad casi fueron siete.

En menos de cinco minutos me atendieron y solucionaron el problema.

Una vez tuve el coche en condiciones, me dirigí hacia el Albergue del Peregrino, donde me tenía que encontrar con mi esposa la Osita Peregrina, esto sucedió sobre las dos y después de reponer un poco las fuerzas, se montó en el coche y nos fuimos creo que merecidamente a comer.

Dos vistas del Castillo de Ponferrada y la Osita Peregrina Los Ositos, por las calles de Ponferrada

Después de comer y visitar un poco Ponferrada, la Osita Peregrina emprendió otra vez el camino para ver si podía llegar a Villafranca del Bierzo.

Cuando llegamos a Cacabelos, serían sobre las siete de la tarde fuimos al albergue para ver si había habitaciones, nos gustó mucho el Albergue, porque las habitaciones eran individuales, de esta forma seguro que descansaríamos ya que tanta falta nos hacía, debido a la noche anterior en Rabanal del Camino que no descansamos bien, por eso decidimos que pasar la noche aquí en Cacabelos sería lo mejor.

El albergue de Cacabelos, donde sí descansamos bien pues eran habitaciones de 2 camas independientes, tenía mantas y con las nuestras esta noche si que no pasamos nada de frío, además de que tiene unas instalaciones muy limpias.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Después de descargar nuestras cosas en la habitación, era el momento de que la Osita Peregrina se tomara un descanso y de paso también para llenar la tripa, pues ya eran casi las 8 de la tarde y a la mañana siguiente otra vez ponernos en camino.

La Osita Peregrina llegando al albergue que esta pasado el puente, allí puede verse este paisaje tan maravilloso y tranquilo, con un agua súper clara en la que se podían ver los peces corriendo entre sus claras y limpias aguas.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Después de dar una buena vuelta por el pueblo y buscando algún restaurante donde cenar, nos llevó a casi ver todo el pueblo, pues algunos de los restaurantes no estaban adaptados para la silla de ruedas, llegamos a la plaza donde solo había bares,  al final cerca de la Iglesia encontramos un restaurante que parecía estar bien, que sorpresa que nos dijeron que hasta las nueve de la noche no se abría la cocina, no estábamos en condiciones de esperar, porque los Ositos Peregrinos tenían mucha hambre, cerca de la iglesia encontramos este restaurante que aunque eran las ocho y media nos atendieron de maravilla.
Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.
Los Ositos Peregrinos, en el puente que hay antes de llegar al Albergue ya a la salida de Cacabelos en dirección a Villafranca del Bierzo.

Serían sobre las diez de noche cuando los Ositos Peregrinos regresaron al albergue para descansar y reponer fuerzas para la etapa de mañana.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño mayor.

Los Ositos Peregrinos, se quedaron dormidos muy pronto y si esta noche descansaron muy bien, Osito no tuvo los problemas para acomodarse en la litera como la noche anterior, la gente no roncaba o por lo menos no se sentía, no se encendían las luces, había calma y se pudo descansar.

Con esto podemos dar por terminada   la SEGUNDA ETAPA.

  1ª Etapa

3ª Etapa