Actividades en la Vía de la Plata

Los arrieros reivindican la Vía de la Plata

Unos 150 participantes realizan el Campamento Itinerante Arriero para reivindicar la Vía de la Plata  


El Campamento Itinerante Arriero, organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata, de Fuenterroble de Salvatierra, comenzó ayer en Puerto de Béjar con la participación de unos 150 arrieros que reivindican la potenciación de esta ruta histórica. Más Información Págs. 16 y 17 de

A recuperar la ruta histórica de La Vía de la Plata

La actividad, organizada por los Amigos del Camino de Santiago de Fuenterroble, finaliza mañana en Guijuelo


El Campamento Itinerante Arriero, organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata, de Fuenterroble de Salvatierra, en colaboración con Caja Duero y la Diputación de Salamanca, comenzó su andadura en la mañana de ayer, desde Puerto de Béjar.

Esta actividad pretende recuperar simbólicamente la importancia histórica de la Vía de la Plata en el comercio, las transacciones, los viajes y la vida de los vecinos de toda la zona, que se sustentaban en gran parte a través de la arriería.

Los carros volvieron a la Vía de la Plata, en esta ocasión marcando un camino de convivencia y de exposición de la evolución de los tiempos, para ofrecer, mediante cada una de las actividades, los cambios producidos en la cultura y en las formas de vida de la zona. La marcha, que partió de la Plaza Mayor de Puerto de Béjar, comenzó a primera hora de ayer acompañada de la música de las gaitas del grupo de Laza, Orense, así como de la propia de la zona que aportó el tamborilero del Puerto Béjar, Churruchuela. Los participantes en esta actividad fueron despedidos por los vecinos de Puerto de Béjar, que en algunos casos acompañaron a los carros en alguno de sus tramos iniciales del recorrido marcado para este primer día de marcha. Tras su paso por el cruce con la carretera nacional 630, controlado por miembros de la Guardia Civil, los carros y sus arrieros se internaron en el camino que les llevó hasta el puente de La Malena, desde donde continuaron camino por la Vía de la Plata para llegar a Calzada de Béjar, donde la comitiva se detuvo para reponer fuerzas en una comida campestre de confraternidad.

Durante la tarde, las más de 150 personas que tomaron parte en la marcha, participaron de las actividades que se proponen desde cada uno de los carros que se presentan en este campamento itinerante; entre ellos, el de artes escénicas, el de los comerciantes, el de los predicadores o el de la botica tradicional, que recogió a lo largo de la jornada matinal algunas de las plantas medicinales que fue encontrando por el camino. Las actividades de la tarde se cumplimentaron con una celebración eucarística oficiada por Blas Rodríguez, párroco de Fuenterroble de Salvatierra, vicepresidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata y organizador del campamento arriero. Una vez finalizada la misa, los carros se pusieron de nuevo en marcha para retomar el camino, que en esta ocasión les llevó hasta la localidad de Béjar, donde el campamento itinerante se detuvo de nuevo para hacer noche, utilizando como punto de encuentro el pabellón deportivo Mario Emilio. Esta actividad arriera está abierta a todos, «por ello, aquellos que lo deseen se pueden unir a la marcha, para acompañarla durante un tramo o bien a lo largo de todo el recorrido», señaló Blas Rodríguez. En esta primera jornada arriera tomaron parte caminantes llegados desde diversos puntos del territorio nacional, además de aquellos que forman parte de la agrupación y los vecinos de las localidades de la zona; en este primer día han participado gentes de Sevilla, Bilbao, Orense, Valladolid, Ávila, Cáceres y Cuenca, así como de otros pueblos. También cuenta con el peregrino más famoso, Marcelino Lobato, apuntó Blas Rodríguez. Además, como curiosidad, hay que señalar que una de las caminantes procedía de California y ha aprovechado sus vacaciones para integrarse en este grupo. En cuanto a las participaciones estelares en alguno de los carros, Blas Rodríguez comenta, «hemos tenido que afrontar la falta de alguna de las subvenciones con las que contábamos y, por tanto, la colaboración de algunos se verá limitada a su tiempo libre, como es el caso de grupos como La Chana, Mayalde, la tuna o El Mariquelo, que nos acompañarán cuando puedan o cuando las circunstancias lo permitan, pero no por ello la actividad quedará reducida, ya que a través de cada uno de los carros se mantendrán las actividades propuestas para estos días».

La marcha del Campamento Itinerante Arriero continuará hoy y, tras la primera parada en Ledrada, la comitiva se detendrá en Los Santos para pasar la noche, concluyendo así la segunda jornada, que servirá de preludio para la tercera y última que contará con actividades en Fuenterroble y con destino final en Guijuelo, donde tendrá lugar el fin de actividad. En un principio, la propuesta del campamento era llegar a Salamanca, aunque definitivamente concluirá en Guijuelo, «después de estudiar la situación previa al campamento hemos tomado la decisión de acortar el trazado inicial y el número de días de la marcha, por diversas razones, entre ellas las largas travesías por la dehesa que hay que afrontar en los campos de Salamanca, que unido a la climatología, podría resultar excesivamente duro para los participantes y para los animales que tiran de los carros, por ello hemos creído oportuno concluir en Guijuelo», afirmó Blas Rodríguez.

Reportaje de


Fin festivo del campamento arriero
La plaza de toros enmarcó el fin de fiesta de esta actividad que había partido por la mañana de
Los Santos y celebrado una comida de arriería en Fuenterroble. El alcalde recibió a los participantes

El campamento arriero por la Vía de la Plata concluyó ayer en Guijuelo con una fiesta de clausura que tuvo por marco la plaza de toros de la villa.

Aunque la organización del evento, pensó que la Plaza Mayor albergaría la última jornada del viaje, siguió las indicaciones del Ayuntamiento guijuelense que designó el coso taurino para recibirles.

La rifa de un jamón, la entrega de diplomas a los asistentes y muchas canciones tradicionales de Salamanca, junto con las dulzainas de Orense, constituyeron el adiós de este campamento de raíces culturales organizado por la asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata de Fuenterroble de Salvatierra.

 

Por la carretera que une este municipio con Guijuelo, entraron los carros ataviados con guirnaldas y escoltados por peregrinos vestidos con trajes ancestrales. La calle Filiberto Villalobos y el Teso de la Feria, fueron visita obligada antes de llegar a la plaza de toros para concluir esta actividad que ha logrado una gran acogida en cada pueblo. El alcalde les dio la bienvenida y al acto se sumó el grupo El Torreón.

La jornada final se inició en Los Santos, donde habían pernoctado los participantes. La plaza fue lugar de encuentro de artesanías antiguas con los santeños, que también participaron mostrando sus habilidades con la rueca y el lino. Serigrafía, estudio de plantas medicinales y actuaciones de guiñol fueron algunas de las muestras de la actividad arriera que dejaron su huella en la localidad de Los Santos.

Hacia el mediodía, los carros y los caminantes incansables tomaron el camino hacia Fuenterroble de Salvatierra, para descansar en la sede de la asociación, entidad organizadora de esta marcha que comenzó el domingo, día ocho de julio en Puerto de Béjar, para continuar por La Calzada y Ledrada.

Fuenterroble recibió a los arrieros con una sana comida de verdura hervida, huevos cocidos y pescado. Con la sobremesa llegaron las actuaciones de muñeiras y charradas. El Mariquelo amenizó de nuevo el acto, como ya lo hiciera durante la anterior jornada en el recinto de las piscinas municipales de Ledrada.

Después de este campamento, los Amigos del Camino de Santiago--Vía de la Plata reiniciarán el recorrido hacia Santiago de Compostela, y ya han empezado con los proyectos para el próximo año, de Laza, Orense, hasta la capital compostelana.

Reportaje de


Guijuelo. El Campamento Arriero alcanza su meta

Numeroso público acogió la llegada de los participantes a la villa chacinera, después de cuatro días de marcha

La actividad del Campamento Itinerante Arriero, organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata, concluyó ayer después de tres jornadas que se iniciaron el pasado sábado en Puerto de Béjar. En estos días, la comitiva ha transcurrido por diversas localidades.


La villa guijuelense acogió ayer a los participantes del Campamento Itinerante Arriero, organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata, de Fuenterroble de Salvatierra. Esta última jornada arriera se inició por la mañana en Los Santos con diversas actividades, en las que también tomaron parte los vecinos de esta localidad, y que sirvieron para animar a los participantes a retomar la marcha arriera. El camino, en esta ocasión, llevó a los arrieros y peregrinos hasta Fuenterroble de Salvatierra, donde tuvo lugar una comida de confraternidad, que dio paso a las actividades de la tarde propuestas desde cada uno de los carros. Por la tarde y aprovechando la caída del calor, la marcha arriera reanudó el camino para trasladarse a la villa guijuelense, el último punto de reunión de este periplo que pretende reivindicar la Vía de la Plata, mediante el conocimiento de este camino y la recuperación de las tradiciones y el folclore de la zona. La llegada a la villa guijuelense se produjo a última hora de la tarde y los carros, junto con sus arrieros, fueron recibidos por un buen número de vecinos de esta localidad, que no quisieron perderse esta cita con la cultura y con sus raíces. El recorrido de los arrieros concluyó en la plaza de toros de la villa, donde tuvo lugar un fin de fiesta en el que no faltó la animación ni la música tradicional y el folclore.

De este modo, se puso el punto final a una de las propuestas culturales más relevantes del verano, que partiendo de Puerto de Béjar ha recorrido diversas localidades como Calzada de Béjar, Béjar, Ledrada, Los Santos y Fuenterroble de Salvatierra, entre otras; a su paso, los vecinos de estas poblaciones se han volcado en la actividad, uniéndose unos al camino y otros a las propuestas presentadas a través de los carros. La marcha arriera, a pesar de haber cerrado esta última etapa, no ha concluido, ya que sus organizadores pretenden mantener esta actividad en el tiempo y, por ello, ya se está trabajando en la próxima edición de una actividad que pone de manifiesto las formas de vida de otros tiempos, recordando la importancia de la vía de comunicación más importante de la zona, la Vía de la Plata. Esta ruta sirvió para mejorar y potenciar el comercio de la zona, realizar todo tipo de traslados, incluso los bélicos, sin olvidar que también permitió compartir la cultura local con la de otras comarcas y pueblos del territorio nacional a través de la arriería y la peregrinación.

Reportaje de

Realización y Actualización: Ángel Manzano Mesón
Última actualización 06 de Agosto del 2002
Copyright 2000